DESFILE MONSTRUOSO

Monstruos

DESFILE MONSTRUOSO

Mis pupilas humedezco
presenciando el terremoto:
cavernícolas del voto
en un desfile dantesco.
Necesito un aire fresco
donde no estrelle mi avión,
que no venga un tiburón
y me obligue a mascar hiel,
los que votaron por él…
¡votaron su destrucción!

El alto mando desfila
con su repugnante miasma, ¹
larga hedor el tren fantasma,
su formación descarrila.
La Parca, que corta e hila ²
desde el nicho hasta el aborto,
dictamina con exhorto
la ley para la nación…
¡Tanto monstruo en procesión
que San Juan se quedó corto!

Su gasto es elefantiásico
no lo pueden controlar,
la bestia ha de masticar
con rumbo ortodoxo, clásico.
Un gabinete jurásico
que solo llena sus arcas
y agigantan sus comarcas,
sus cuentas y sus ahorros,
los llaman “politichorros”,
puede ser “politigarcas”.

Y somos sus animales
y huyendo en cotos, nos cazan,
con proyectiles que trazan
los psicópatas seriales.
Con demencia, sus brutales
encantos de meretriz,
nos marcan su cicatriz
y su aliento venenoso
proyecta un halo monstruoso
de espantosa Cocatriz. ³

No la mires a los ojos,
pues no sea que te encante
y te clave en un instante
el garfio de sus antojos.
No confíes en sus enojos
ni en su vil tejido brisco,
no te asocies en su aprisco
pues tu herencia la confisca…
¡Regresó la Basilisca
y te clavará el mordisco!

Bestia

Desangrando cual Clepsidra
les roba fuerza vital,
es un engendro del mal
el regreso de esta Hidra.
Mientras los droga con sidra
roba el pan dulce a los viejos,
los distrae con festejos,
con pirotecnia a lo bonzo,
y efusivo aplaude el zonzo…
¡Que no te engañe, aconsejo!

Hipotecaron al feto,
gobiernan desde una cripta,
la ley mutada, prescripta,
se convierte en su decreto.
Y si sientes tu esqueleto
crujir de manera loca,
envidiarás ser la roca
pateada por dinosaurios,
antes que “Tiranos-saurios”
te mastiquen con su boca.

¡Si viera un prócer ancestro
que luchó con hidalguía!
Cierto, se horrorizaría
pues no cuidamos lo nuestro.
Este desfile siniestro,
canto de un cisne elocuente,
constituye ciertamente
una asociación ilícita,
con una máscara lícita
elegida legalmente.

© Rubén Sada. 21/12/2019.

Referencias:

[1]) Miasma. Efluvio dañino que desprenden cuerpos enfermos.

[2]) Parcas (Mit). Controlaban el metafórico hilo de la vida de cada mortal e inmortal desde el nacimiento hasta la muerte. Se dedicaban a hilar; luego cortaban el hilo que medía la longitud de la vida y ese corte fijaba el momento de la muerte.

[3]) Cocatriz (Mit). Criatura bípeda con apariencia de dragón o serpiente y cabeza de gallo. Bestia mítica.

[4]) Brisco. Tejido.

[5]) Aprisco. Paraje donde los pastores recogen el ganado para resguardarlo de la intemperie.

[6]) Basilisco. (Mit). Serpiente gigante cargada de veneno letal y que podía matar con la simple mirada.

[7]) Clepsidra. Reloj que mide el tiempo basándose en lo que tarda el agua en caer de un tubo o vaso a otro.

[8]) Hidra. (Mit). Antiguo y despiadado monstruo acuático con forma de serpiente policéfala (cuyo número de cabezas varía) y aliento venenoso a la que Hércules mató en el segundo de sus doce trabajos.​ La Hidra poseía la virtud de regenerar dos cabezas por cada una que perdía o le era amputada.

Rubén Sada

Escritor de poesía en castellano, editor y redactor. Currículum, AQUÍ.

Rubén Sada escribió 1620 entradas

Navegación de la entrada


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puede usar las siguientes etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>