PLUMA versus LÁPIZ (Personificación)

pluma lapiz lapicera

PLUMA versus LÁPIZ

(Contrapunto de personificación entre Reinaldo Figueroa y Rubén Sada)

PLUMA 1
Hoy me dieron a escoger
y yo escogí ser la pluma,
con su tinta que perfuma
la historia para leer.
El lápiz tiene poder
y tiene usos bastantes,
pero para los instantes
de brillo en el compromiso,
sé que este idioma se hizo
con la pluma de Cervantes.

LÁPIZ 1
Si en un pictórico lienzo
quieres lograr gris que esfuma,
el lápiz, más que la pluma
pintará tu negro intenso.
Le darás valor inmenso
al dibujo de tu brazo,
podrás borrar algún trazo
pues lo que escribes, se saca,
yo a tu pluma pajarraca
te la vuelo de un hondazo.

PLUMA 2
La única gran bendición
que en el lápiz se aparece
es mirar cómo le ofrece
la goma, luz de borrón.
Y la pluma en mi opinión
es más que el lápiz moderno,
pues con su líquido interno
tú bien lo sabes, poeta,
que a la piel de la libreta
le pinta un tatuaje eterno.

LÁPIZ 2
Yo, lápiz puedo emular
el alma gris de la sombra,
y si mi punta la nombra,
a mi amada dibujar.
Pero si me va a engañar
con una goma la borro,
y las lágrimas me ahorro
dibujando un nuevo nombre,
que me haga sentir hombre:
¡El lápiz me da socorro!

PLUMA 3
Aunque la tinta se acabe
tengo en el repuesto vida,
como corriente fluida
es mi secreto y mi clave.
Tu lápiz muy bien lo sabe,
que mi tinta es maravilla,
y el lápiz la pesadilla,
vive si la punta pierde,
pues para escribir te muerde
por la pierna una cuchilla.

LÁPIZ 3
Me deja como uno nuevo
la cuchilla que me afeita,
y luego al papel deleita
el grafito que le llevo.
Con gracia bailo, me muevo
dibujando los colores,
los niños me pintan flores
y me abrazan con su tacto,
no soy un vil artefacto
que los ensucia a horrores.

PLUMA 4
En la penúltima tengo
igual que pluma escribir,
y quede en el porvenir
mi poeta y mi abolengo.
De esa isla donde vengo
el lápiz fue compañero,
de mi estudiante pionero
pero llegué al desarrollo,
y encontró mi verso apoyo
en el hombro del tintero.

LÁPIZ 4
Hazle caso al que es más viejo,
que por algo sabe más,
al errar, luego podrás,
arreglar cualquier bosquejo.
¿Borrarte a ti? ¡Qué complejo!
Mucho más que hacerlo a mí,
yo nunca el papel rompí
intentando ser más listo,
porque simplemente existo
antes de inventarte a ti.

PLUMA 5
Mi pluma es azul de cielo
con su tinta de infinito,
tu lápiz, gris de grafito,
cual nube que llora al suelo.
No me preocupa el desvelo
del grafito singular,
prefiero tinta de mar
o negra noche que baja,
porque gris va a ser la caja
donde me van a enterrar.

LÁPIZ 5
Mi cualidad: el perdón,
si precisa reescritura,
no condena y tachadura
a quien traza compasión.
Con mi blando corazón
de grafito al dibujar,
siento mi alma acariciar
al papel blanco y su pulpa,
con el lápiz de la culpa
que luego podrás borrar.

PLUMA
Ya se despide mi tinta
de tu grafito, mi hermano…

LÁPIZ
Los dos con la diestra mano
tú escribes y el mío pinta.

PLUMA
Nunca va a quedar extinta
tu esmeralda de grafito…

LÁPIZ
Mas, te digo, Reinaldito
ten piedad con la borrada,

PLUMA
Tú no te preocupes, Sada
que yo soy un sol escrito.

 

© Reinaldo Figueroa (CUBA-USA) y Rubén Sada (ARG). 14/10/2019.

Rubén Sada

Escritor de poesía en castellano, editor y redactor. Currículum, AQUÍ.

Rubén Sada escribió 1594 entradas

Navegación de la entrada


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puede usar las siguientes etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>