CAMINOS

Biblioteca-Popular-Alberdi-de-Villa-Crespo

CAMINOS

Para mi amigo y maestro Rubén Sada, el consejero a quien hoy le pido si podrá tener la deferencia de ayudarme y acompañarme en mi deseo de volcar en un libro mi amor por la vida y mi deseo de comunicarme con todos y para todos. En esta inquietud han intervenido los compañeros y amigos de la Biblioteca Popular Alberdi, quienes en varias oportunidades me han preguntado: “¿Cuánto hay que esperar para leer tus poesías cuando las publiques?” (¡Ja, ja!). Me sorprenden cada jueves, y es por eso y por mi deseo de comunicar y dar lo mejor de mí mismo a mis amores, a mis amigos y a favor de todo el mundo en general mi consulta. Es que le consulto sobre su parecer, en especial sobre los antecedentes de esta insólita inquietud, sobre la que le comento “en versos”.
Comprendo que debería encontrar un modo más formal de hacérselo llegar, pero creo que escribir unas rimas es el mejor modo de decir: “Sé muy poco, pero puedo aprender mucho”.

Tomar una decisión
a partir de algún proyecto
necesita algo concreto,
la letra de una canción.
El camino pienso yo
pero Dios será testigo
de que tengo un buen amigo
campeón de los editores
a quien rindo los honores
ya sean premios o castigos.

Hay poetas bendecidos
que ya la tienen muy clara,
lo convocan, Rubén Sada,
para preparar un libro.
Carezco del equilibrio,
no reconozco mi altura
y largarme a la aventura
sin tener un consejero
lo interpreto, soy sincero,
como muestra de locura.

Editor que da consejo
es editor y es amigo
es por eso que le escribo
en adecuado contexto
cuando usted revise el texto
verá que le pido ayuda
porque si acaso me apuran
en nadie más yo confío
y es por eso que le envío
para salir de mis dudas.

Desde ya que le agradezco
si usted me puede orientar
yo me deberé adaptar
sin largar ningún protesto,
para escribir no hay pretexto
pero necesitaría
que Rubén Sada me diga
si al menos puedo intentar
en el camino avanzar
para cumplir mi proyecto.

A la vuelta de la esquina
quise escribir de Derecho,
la corrupción fue al acecho
sorprendiéndome en su inquina
porque el obrero me inspira
compasión y protección
y no hay más noble acción
que el amparo de las leyes,
cuando todos se creen reyes
se esclaviza a la nación.

Hay poesía en las rimas
de los mismos Evangelios
ya en la historia de los griegos
muchos sabios escribían.
Es por eso que me anima
escribir con bendición
porque hoy, cada reunión
me marca el nuevo camino
¿Será cosa del destino
semejante inspiración?

No es tan grande mi intelecto
para ser un escritor
mas quiero hacer lo mejor
sin dármela de perfecto.
Porque cada vez que encuentro
quien lea mis poesías
con gran respeto me anima
para llevar adelante,
que mi confianza se agrande:
agradezco tanta estima.

Notará que me desnudo
en mis farragosos versos
y si le escribo en exceso
es que me siento inseguro.
Pero si acaso me apuro
usted me lo hará saber
si lo que quiero emprender
es objeto de ficción,
yo siempre de corazón
se lo voy a agradecer.

Norberto López. 15.09.2019.

MI RESPUESTA A NORBERTO LÓPEZ

Querido, estimado amigo,
le respondo su inquietud,
y en décimas, mi laúd
da música a lo que digo.
Cuando está maduro el trigo
lo mejor es cosechar
la era, que ha de sembrar
para que produzca fruto,
el pan es el atributo
que uno ha de disfrutar.

Ya se ve su madurez
y la doy por aprobada,
se lo dice Rubén Sada,
veo en su verso fluidez.
Gran talento, sensatez
usted vuelca en su poesía,
va muy bien su melodía,
su métrica y contenido,
si un libro le han sugerido
creo no es una utopía.

Si un libro está encuadernado
no es cúmulo de papeles
en cajones o anaqueles
en modo desordenado.
Será más bien un legado
que honrará a su escritor,
con mil versos y una flor
que embellecerá un camino,
alumbrando algún destino
con un mensaje de amor.

Por eso es que a este proyecto
debe ponerle la ficha,
y encararlo con la dicha,
la alegría y el afecto.
Será un hijo predilecto,
será el fruto de su alma,
el trabajo de su palma
que afirmará un cable a tierra,
un mensaje hondo que encierra
en su espíritu la calma.

¡Adelante, buen juglar!
Anímese, que hay lectores
que le rendirán honores
y abrevarán su versar.
Atrévase a publicar
y súbase al escenario,
es prolífico su erario
y en estos versos calibro
que usted parirá su libro:
¡Primer hijo literario!

© Rubén Sada. 16-09-2019.

Rubén Sada

Escritor de poesía en castellano, editor y redactor. Currículum, AQUÍ.

Rubén Sada escribió 1603 entradas

Navegación de la entrada


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puede usar las siguientes etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>