ASPERSIÓN EN EL VALLE

aspersión

ASPERSIÓN EN EL VALLE

Me hallo parado frente al gran cañón,
arriba tuyo, en un gran precipicio,
tengo de lluvias una buena dotación,
que a tu sedienta tierra es beneficio.

¡Quiero llover sobre ti con ablución!
Mi agua caerá como acto alimenticio,
y la esperanza de brotar tu floración
será un hermoso escenario natalicio.

¡Penetraré en forma total! Con mi aspersión,
regaré abundantemente tu resquicio,
tu seco valle logrará una exfoliación,
cambiar marrón por verde vitalicio.

¿Acaso has visto que la tierra diga “No,”
o negarse a recibir agua en su orificio?
Deja que caiga sobre ti mi chaparrón.
No te niegues, amor mío, por prejuicios.

Y así tu valle gozará la hidratación
con la esperanza en el próximo solsticio.
Tu seco suelo incubará fecundación,
tu hermosa flor me hará perder el juicio.

© Rubén Sada. 04-01-2009.

Rubén Sada

Escritor de poesía en castellano, editor y redactor. Currículum, AQUÍ.

Rubén Sada escribió 1537 entradas

Navegación de la entrada


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puede usar las siguientes etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>