AL PASADO NADIE VUELVE

mascarón-de-proa-apuntando-adelante

AL PASADO NADIE VUELVE

“Les ha acontecido lo de aquel proverbio tan verdadero:
El perro vuelve a su vómito, y la puerca lavada a revolcarse en el cieno.”
(2 PEDRO 2:22, El Nuevo Testamento).

El tiempo va hacia adelante
y al pasado nadie vuelve,
el otrora se disuelve,
se renueva a cada instante.
El hombre es el caminante
de un recorrido voraz,
no vuelve al inicio más
pues así escribe la historia,
¡no va para atrás la noria
ni gira al revés jamás!

¿Acaso puede el caudal
del río volver arriba?
Su fuerza al frente es esquiva
mas desgasta al pedernal.
Proviene del vendaval
que lo desagua muy cruel
para irrigar a un vergel
que lo espera esperanzado,
es afluente de un pasado
pero no regresa a él.

Siempre en una dirección
lento o rápido se avanza,
el ayer dejó enseñanza
que hoy entrega en la lección.
En difícil transición
de un momento inoportuno,
recordarlo es oportuno,
que hacia el futuro va el puente
que se yergue en el presente,
dentro del siglo veintiuno.

El futuro es esperanza,
pasado es resignación,
presente es la buena acción
que al honesto nunca cansa.
El pasado ya descansa
y sirvió de aprendizaje,
conjuguemos este viaje
con la dicha del presente,
y que el futuro, hoy ausente,
mañana nos agasaje.

Aunque pinte tempestad
el océano en su furia,
navega quien la penuria
cruza con tenacidad.
La otra orilla es heredad
del que tiene decisión,
no teme que el tiburón
del miedo el talón le roa,
señala al frente la proa
desde el tieso mascarón.

Lo pisado y transitado
la mente gira y revuelve,
pero al ayer nadie vuelve,
la vivencia ha terminado.
Una experiencia ha dejado
provecho, que ha de lograr
crecer y fructificar…
Si la vida me comí
y además la digerí,
no la pienso vomitar.

Reconozco mil errores
que en el ayer cometí,
de los cuales aprendí
con dolor y sinsabores.
Hilos blancos profesores
van creciendo en mi cabeza,
y hoy me enseñan con certeza
que un error es instrucción,
pero no tendría perdón
revivir tanta torpeza.

Por eso es que yo al pasado
no quisiera regresar,
me conforma recordar
todo lo ayer vivenciado.
Es que estoy involucrado
en la senda del futuro,
por más que el presente es duro
hay una paz que me envuelve…
¡y al pasado nadie vuelve!
Eso se los aseguro.

© Rubén Sada. 17/06/2019.

Rubén Sada

Escritor de poesía en castellano, editor y redactor. Currículum, AQUÍ.

Rubén Sada escribió 1594 entradas

Navegación de la entrada


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puede usar las siguientes etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>