ME OLVIDÉ DE PREGUNTAR

preguntas sin respuesta

ME OLVIDÉ DE PREGUNTAR

—(Rafael Estévez)—
Hay algo que yo no entiendo
y que quisiera saber
porque mi pobre entender
me ha venido confundiendo.
Y a ustedes voy recurriendo,
si me pueden orientar
pero no es bueno dudar
con el final tan encima,
por atender a la rima
“me olvide de preguntar”.

—(Rubén Sada)—
Sin pregunta no hay respuesta,
pregunte si necesita,
aun si es pregunta chiquita
le responderé a esta.
Mas si preguntar le cuesta
o no sabe preguntar,
deberá usted contestar
y le haré yo la pregunta:
¡mi memoria está difunta!
“Me olvidé de preguntar”.

—(Rafael Estévez)—
Me ha respondido contento
cosas que no pregunté,
debe saber, ¡Fijesé!
Porque respondió al momento.
Y voy a hacer otro intento,
le doy tiempo pa’indagar,
dudas tengo que borrar
y usted lo debe saber,
el dieciocho en el taller…
¡Me olvidé de preguntar!

—(Rubén Sada)—
¿El dieciocho en el taller?
¿Lo confirmará Gabotto?
Si es así, aquí me anoto
y a cumplir con el deber.
Mientras, me he de entretener
escribiendo al contestar
su constante redactar
y mi respuesta trasunta,
me olvidé hacer la pregunta,
“me olvidé de preguntar”.

—(Rafael Estévez)—
Si no pregunto no aprendo,
esto es claro como el agua,
si en el fuego de la fragua
se ablanda el hierro, lo entiendo.
Sale vapor si está hirviendo
y aquí mejor consultar:
¿pava o termo pa’sebar?
Esto Emanuel no enseñó
o no lo escuché, y yo
me olvide de preguntar.

—(Rubén Sada)—
Con soltura manifiesta
a la duda que usted fragua,
el termo a calentar agua
respondo que no se apresta.
La pava sirve para esta
buena función, calentar,
el termo es para cebar,
mantener agua caliente,
pregunte cosa coherente:
“no se olvide preguntar”.

—(Rafael Estévez)—
Si usted no tiene respuestas
o le cuesta decidir,
tratemos de definir
y olvidemos las apuestas.
Dificil subir las cuestas
del saber para enseñar,
si no puede contestar
no habrá problemas conmigo,
y yo le diré, mi amigo:
“Me olvide de preguntar”.

—(Rubén Sada)—
Tal vez mi pregunta suene
algo tonta o algo pésima,
pero usted responda en décima
si es que inspiración le viene.
¿Por qué es redonda Selene
y en redondo va a girar?
¿Por qué en la “Tierra” hay más mar
que lo que hay de tierra dura?
Si mi pregunta lo apura:
“No se olvide contestar”.

—(Rafael Estévez)—
Yo también quise saber
de la tierra y de su tiempo,
y produje un contratiempo
que no alcancé a comprender.
A veces hay que tener
paciencia para esperar,
está de más madrugar
pa’ver la luna creciente,
trabajando entre la gente
“me olvidé de preguntar”.

© Rafael Estévez y Rubén Sada. 18 de febrero de 2019.

Rubén Sada

Escritor de poesía en castellano, editor y redactor. Currículum, AQUÍ.

Rubén Sada escribió 1573 entradas

Navegación de la entrada


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puede usar las siguientes etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>