TU AUSENCIA NO SE NOTÓ

Soledad, ausencia

TU AUSENCIA NO SE NOTÓ

(Consigna: invertir el sentido de una frase o expresión).

¿Por qué se nota tu ausencia,
la que a mi mente taladra?
El silencio roe y ladra,
y se evapora mi esencia.
Necesito tu presencia
porque el sol se me ocultó,
el hielo me devastó
y hasta el hueso me enfrié,
nunca podré decir que
tu ausencia no se notó.

Tu ausencia, látigo cruel,
hasta mi espíritu azota,
y atravieso esta derrota
bebiendo mi propia hiel.
Se ha oxidado este broquel
que en décadas nos unió,
y el tiempo nos separó,
por un decir imprudente,
que aunque en mí vives presente
tu ausencia no se notó.

Soy de ti y tú de mí,
cual carozo de la pulpa,
y compartimos la culpa
de que ya no estás aquí.
Y fue tu emigrar así,
un año que terminó,
y en el nuevo que empezó
tu ausencia sí la noté,
nunca podré decir que
tu ausencia no se notó.

© Rubén Sada. 15/04/2019.

Rubén Sada

Escritor de poesía en castellano, editor y redactor. Currículum, AQUÍ.

Rubén Sada escribió 1551 entradas

Navegación de la entrada


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puede usar las siguientes etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>