DESAFÍOS PARA CONTRAPUNTOS (con rimas impuestas)

decimante

DESAFÍOS PARA CONTRAPUNTOS

ir – eño – uro – ántico

Me permito discernir,
de la verdad no soy dueño,
mas pongo todo mi empeño
en cantar sin discutir.
Pero si intenta venir
contra mí, se lo aseguro,
se chocará con mi muro
y pegará un salto cuántico,
ya puede callar su cántico
si responderme le es duro.

er – ores – ana – ol

No me puedo contener
si cantan los payadores,
si se topan los cantores
en este arte del ayer.
Contrapunto es responder
sin decir ni una macana,
le cortaré la jarana,
va a quedar achicharrado,
va a quedar más arrugado
que la espalda de una rana.

ada – ino – era – ul

Si está queriendo topada
y desviarme del camino,
le advierto que tiene espino
más que rosas, mi verseada.
Si usted enfrenta a Rubén Sada
y a su décima campera,
será insaciable esta fiera,
morderá más que un pitbull
corriendo tras un huemul
que se escapa a la tosquera.

ito – erro – il – oro

No atropelle con su grito
que soy sucesor de Fierro,
y sé ladrar más que un perro,
a las pruebas me remito.
Cuídese, tierno gatito
que el arte payadoril
no es pa’ cualquier cuchitril
y esto yo lo corroboro,
que al que se la da de oro
lo tallo con mi buril.

arra – anco – into – ar

Mientras haya una guitarra
que vibre, yo no me enanco,
y cabalgo hacia el barranco
con mi mano en cada amarra.
Al tropel le pongo garra
y me guío por mi instinto,
mejor apriétese el cinto
para nunca despeñar,
y no se vaya a extraviar
en mi oscuro laberinto.

or – ones – eno – eta

Nunca calla este cantor
aun si existen bravucones
que con pellas y empujones
quieren voltear su valor.
No lo calla ni el fragor
de la batalla que aprieta,
brinca a saltos esa grieta
que se zanja en el terreno,
avanza y cruza sin freno
aun descalzo o en chancleta.

elo – en – ur – uto

Yo galopo en este suelo,
cabalgo bastante bien,
si ha de alcanzar a Rubén
que nunca sea por celo.
Al potro lo muento en pelo,
porque soy bastante bruto,
con usted yo no discuto
y lo pasearé en un tour
derechito para el sur
con un rigor absoluto.

eto – ilo – ala – al

Mi verso es un parapeto
que me protege tranquilo,
y desde arriba vigilo,
pues con él me comprometo.
Aceptaré cualquier reto
en la buena o en la mala,
porque mi mente apuntala
al pendón tradicional
que tiene el sol nacional
y el crisol de una bengala.

enso – ita – ez – í

Diré aquí lo que yo pienso
sobre esta noche bendita,
tal vez cante alguna cuita
que me dé un consuelo inmenso.
Pero jamás me avergüenzo
de pensar con sensatez,
derribando la idiotez
con mi verso baladí,
porque yo nunca me fui,
luché con intrepidez.

el – ente – illo – uz

De pie bajo este dintel
nace este verso surgente,
una estrofa que no miente
con el ritmo de Espinel.
Más confusa que en Babel
veo su mente y su testuz,
le compartiré mi luz,
lo sentaré en el banquillo,
si no aprende el estribillo
encomiéndese a Jesús.

ento – ema – ojos – iz

Mi canto es furioso viento
y es sol ardiente que quema,
mi canto es cascada extrema
que a la roca da tormento.
Mi canto es un sentimiento
que causa alegres sonrojos,
si anda de papeles flojos
no cometa ni un desliz,
le dejaré cicatriz
y haré lagrimear sus ojos.

eco – amo – ín – ón

Aunque metí el pie en un hueco
al caminar este tramo,
no perdí ni un solo gramo
ni tropezó mi pie chueco.
Pero habré quedado clueco,
tecleando en este mitín,
que mi piel luce el carmín
y ya no hay medicación
que me cure el corazón,
excepto el son del violín.

© Rubén Sada. 25/03/2019.

Rubén Sada

Escritor de poesía en castellano, editor y redactor. Currículum, AQUÍ.

Rubén Sada escribió 1487 entradas

Navegación de la entrada


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puede usar las siguientes etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>