YO NUNCA FUI DESERTOR

august-landmesser_suddeutsche-zeitung-photo-scherl

YO NUNCA FUI DESERTOR

La carta me avizoraba
un problemático trienio
mas, no pudo huir mi genio
del tiempo que me esperaba.
Acepté lo que allí estaba
escrito con estupor,
y estoico y con gran valor
tomé el toro por su asta,
al temor yo dije ‘basta’,
pues nunca fui desertor.

 

Yo podría haber huido
al otro lado del “charco”,
me tomaba un ferry, un barco
y a Uruguay me hubiera ido.
Allí hubiese estado excluido
como un hombre con temor,
sin coraje, sin vigor,
un timorato, un cobarde,
y aunque de mí no hago alarde,
yo nunca fui desertor.

 

Enfrenté la adversidad
sin que mi ánimo sucumba,
fui pasto al pie de mi tumba
tuve esa capacidad.
Acepté con humildad
las espinas, el dolor,
y lo áspero del rigor
no consiguió hacerme mella,
y fui obediente a mi estrella:
yo nunca fui desertor.

 

Rechazo causas idiotas
y en las mismas no me enrolo,
con los necios no me inmolo
aun si la van de patriotas.
Antes que beber derrotas
(porque no soy gladiador),
yo me encomendé al Señor
y enfrenté al monstruo fornido,
opté ser un perseguido
pero nunca un desertor.

 

Soy leal a mi conciencia,
frente al destino un impávido,
de la justicia soy ávido
aunque no tenga experiencia.
Impertérrito en esencia
y siempre muy pensador,
me declaro vencedor
y aun ante la adversidad
no pierdo mi dignidad,
¡pues nunca fui desertor!

 

© Rubén Sada. 14/02/2019.

Rubén Sada

Escritor de poesía en castellano, editor y redactor. Currículum, AQUÍ.

Rubén Sada escribió 1594 entradas

Navegación de la entrada


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puede usar las siguientes etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>