EL CALOR NO TIENE TECHO

EL CALOR NO TIENE TECHO

El clima se ha equivocado
y ya lo noto en mi achaque,
la lluvia en el almanaque
creo que se ha evaporado.
El aire acondicionado
me mira desde el acecho,
bufa con bronca y despecho
porque lo hago trabajar,
no lo dejo descansar…
“el calor no tiene techo”.

“El clima se ha equivocado”,
la lluvia cae a kilómetros,
reventaron los termómetros
y la energía han cortado.
Se me derrite el helado,
se me marchita el helecho
y la carne ya es deshecho
pues sube con rapidez,
ya llega a cuarenta y tres,
“el calor no tiene techo”.

“El clima se ha equivocado”,
si hay alta sensación térmica,
me pongo una crema dérmica
así no acabo quemado.
Un camarón colorado
parece mi cara y pecho,
el cubito está deshecho
y el agua del tanque hirviente,
la cerveza está caliente,
“el calor no tiene techo”.

© Rubén Sada. 29/01/2019

Compartir la poesía le hará bien a este mundo.

Rubén Sada

Escritor de poesía en castellano, editor y redactor. Currículum, AQUÍ.

Rubén Sada escribió 1475 entradas

Navegación de la entrada


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puede usar las siguientes etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>