NIDO VACÍO

NIDO VACÍO

El nido quedó vacío,
solos tú y yo hemos quedado,
nuestros niños se han marchado
a volar su propio estío.
Pero al cielo le sonrío
porque es celeste y no bruno,
y en su migrar los acuno
pues son fruto de los dos,
no se dice nunca adiós
a lo que está dentro de uno.

Rubén Sada. 24/12/2018

Compartir la poesía le hará bien a este mundo.

Rubén Sada

Escritor de poesía en castellano, editor y redactor. Currículum, AQUÍ.

Rubén Sada escribió 1438 entradas

Navegación de la entrada


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puede usar las siguientes etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>