RUIDOS MOLESTOS

RUIDOS MOLESTOS

Ritmo en el aire sensual ya va flotando
entre dóciles jadeos de un ‘te quiero’
y es nuestra alcoba el cosmos donde amarnos,
rechina el tálamo y lo incendia el fuego.

Con lubricados gemidos escuchamos
mil rugidos, de leona y león en celo.
Está ventoso el mar do nos meneamos,
la madera de esta barca está crujiendo.

Cada latido es sudor que respiramos,
la brisa celestial fue un fuerte viento,
en este viaje astral en que agitados
anhelamos arribar juntos al puerto.

Nos reciben campanitas, festejando,
¿qué tal, amor, si ya acabamos esto?
Y que retorne a nuestro ático el silencio
o nos demandarán por ruidos molestos.

‎© Rubén Sada. 18‎ / 04 / ‎2010.

SEGUIR LEYENDO MÁS:

Compartir la poesía le hará bien a este mundo.

Rubén Sada

Escritor de poesía en castellano, editor y redactor. Currículum, AQUÍ.

Rubén Sada escribió 1412 entradas

Navegación de la entrada


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puede usar las siguientes etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>