YO LE DIRÍA A MIGUEL

Miguel Hernández y Rubén Sada

YO LE DIRÍA A MIGUEL

Yo le diría a Miguel,
al gran poeta de Orihuela,
que abandone los fusiles
y no se aliste en la guerra.
Yo a él le aconsejaría
si contemporáneo fuera
que la guerra es del soldado,
como es la paz del poeta.

Que si tiene que elegir
entre sangre o vino, fuera
no con sangre derramada
sino con vino, la fiesta.
Que no haga que los extraños
le remeden la bandera
que quiere imponerle el este
y que firma “El hombre acecha”.

Yo le hablaría a Miguel
con la edad de mi experiencia,
como un padre hacia su hijo,
desde el alma y con franqueza:
Que no mate a sus hermanos
por diferencia de ideas,
“Las ideas no se matan”
y surgen nuevas ideas.

Y ya que es admirador
de Neruda en su Isla Negra,
le citaría sus palabras,
y que escuche al viejo poeta:
“Aun si cortaras las flores
no impedirás primaveras”.
Podrás matar a otros hombres,
pero jamás ideas nuevas.

La guerra quema a los libros
y a los niños hipoteca.
Venden armas los más ricos
y entre pobres se degüellan.
Dos o tres imparten órdenes,
enterrando al pueblo en deudas.
Atruena el ruido de bombas
mientras la calma silencia.

Yo te diría, Miguel,
si quieres ganar contiendas
que es preferible estés vivo,
porque el muerto no pelea.
Gana batallas la parca
mientras ríe el que las ordena.
¡Pero el amor vence al odio
cuando circula en las venas!

Que hay dictaduras de un tipo
que se cree Dios y atropella,
pero también las de un pueblo
cuando lavan sus cabezas.
Cuando ideologías de muerte
a jóvenes descerebran
y los tornan en fanáticos
de facciones guerrilleras.

Yo te sugiero, Miguel,
por que al fin no te arrepientas,
debes vivir la poesía
desde el alma y la conciencia.
Tienes que llenar de paz
la sangre de tus arterias
porque un niñito te llora,
y te precisa de vuelta.

Hay una mujer que implora
y unas nanas que se elevan
como un vapor de cebolla
que irrita la vista ciega.
Ella quiere estar contigo,
y sus ojos lagrimean,
porque te ama más que a nadie
que pisa sobre el planeta.

Y ni se te ocurra ir
a Rosal de la Frontera,
que los buitres tienen garras
que afilan cinco pesetas.
¡Vete! ¡Vete ya, Miguel!
¡Huye de esta absurda guerra!
Y que tu excelsa poesía
se desparrame en la tierra.

Rubén Sada. 12/07/2018.

Miguel Hernández junto a su esposa, Josefina en Jaén

Miguel Hernández junto a su esposa, Josefina, en Jaén.

Al gran poeta Miguel Hernández

El gran poeta Miguel Hernández

.

Flujo de la venta de armas de EE.UU.

El científico de datos Will Geary ha creado un impresionante video ‘time-lapse’ que muestra el masivo flujo de armas estadounidenses a los diferentes países del mundo durante los últimos 67 años. Véalo aquí:

.

.

SEGUIR LEYENDO MÁS:

Compartir la poesía le hará bien a este mundo.

Rubén Sada

Escritor de poesía en castellano, editor y redactor. Currículum, AQUÍ.

Rubén Sada escribió 1407 entradas

Navegación de la entrada


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puede usar las siguientes etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>