EZPELETA (Recuerdos de Juan Arrestía, por esas calles de Quilmes)

EZPELETA

I

Te conocí cuando eras
de Quilines La Cenicienta,
allá por el año 30
caminé por tus veredas.
Cuando solo enredaderas
en tus cercos florecían
y en tus calles se veían
los huellones de los carros
que luchaban entre el barro
llevando sus mercancías.

II

El que ayer te ha conocido
al verte hoy tan pujante
sencilla, pero elegante
no puede echar al olvido
los sacrificios vividos
por esos viejos pioneros.
Muchos de ellos ya se fueron
pero por siempre han quedado
en el recuerdo grabados
por lo que por vos hicieron.

III

Quién no se acuerda de aquella
calle La Guarda de ayer
donde después de llover
no quedaban ni las huellas.
Mas nunca te hicieron mella
los sacrificios y así
a todos podes decir
que con tesón y trabajo
desde allí, desde muy bajo
muy alto has ido a subir.

IV

Mi viejo pueblo querido,
pedazo grande de Quilmes,
seguí tu camino firme
siempre airoso y aguerrido.
Sos orgullo del partido
por tesonero y capaz,
sin mirar nunca hacia atrás
has de llegar a la meta
para que seas Ezpeleta,
nunca menos, siempre más.

Juan Arrestía (De su libro POR ESAS CALLES DE QUILMES).

SEGUIR LEYENDO MÁS:

Compartir la poesía le hará bien a este mundo.

Rubén Sada

Escritor de poesía en castellano, editor y redactor. Currículum, AQUÍ.

Rubén Sada escribió 1407 entradas

Navegación de la entrada


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puede usar las siguientes etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>