¿CUÁL SERÁ SU PARADERO?

Santiago Maldonado, desaparecido el 01/08/2017
Santiago Maldonado. Se ahogó en el Río Chubut el 01/08/2017 y su fallecimiento fue usado
para el intento de derrocar al gobierno democrático de Mauricio Macri y destituir a su ministra de seguridad, quienes lideran la guerra contra el narcotráfico más grande de la historia argentina. 

¿CUÁL SERÁ SU PARADERO?

 “Es más fácil engañar a la gente, que convencerlos de que han sido engañados”. (Mark Twain)
 
(Rubén Sada)
¿Cuál será su paradero,
si es que en algún lar se esconde?
Yo quisiera saber dónde
está y que aparezca quiero.
Si hay pirata y bucanero
que ante la maldad se inclina,
y siembra odio en Argentina,
por estos males no riño,
compatriota Eduardo Miño,
de este tema, usted, ¿qué opina?
 
(Eduardo Miño)
Desaparecer también es
sinónimo de ocultarse
para así evitar mostrase
y que no lo encuentre el juez.
Aquí hay mucha insensatez
y cayeron en desdicha,
por eso nos engualichan
con noticias fraudulentas
que al país todo atormentan
¡ya se me cayó la ficha!
 
(Rubén Sada)
Tiene sus “trucos” la magia,
que simplemente son “trucos”,
no son de verdad los cucos
ni su muerte se presagia.
Mas la treta se contagia
y el pendón de la vida alzo,
la mentira va al cadalso
si hasta un mago, verdad esconde,
no hay certeza que no ronde
detrás de algún fondo “falso”.
 
(Eduardo Miño)
Podrán engañar un tiempo
con esa estrella fugaz,
con un vil cuento, falaz,
mas les vendrá un contratiempo.
Los agarrará a destiempo,
ya se ve cómo transpiran
porque todo el país los mira
y los juzga sin piedad…
¡Que triunfe ya la verdad
sobre toda la mentira!
 
(Rubén Sada)
En el mundo de la sombra
no hay claridad ni luz,
no está el amor de Jesús
si en Dios no cree ni nombra.
Sólo es el dólar que alfombra
su castillo de fantoche,
construido en el derroche
con conciencia que no alumbra,
y hoy hay miedo en la penumbra
pues se les viene la noche.
 
(Eduardo Miño)
Ya no hay nada que me asombre,
pues es cosa de unos zánganos
que comandan a unos vándalos
con apodo y sobrenombre.
Ya poco queda del hombre,
que sudaba su sustento,
ahora todo es virulento
y estatua a la corrupción,
y esta desaparición
más que real, parece un cuento.
 
(Rubén Sada)
Hay un plan de derrocar
a la ministra Patricia,
que combate a la inmundicia
del narco y su asesinar.
Ella ha de derrotar
a los narcos, y a su caja
les va quitando ventaja
porque envenenan de a poco,
de niños fabrican locos
enropados con mortaja.
 
(Eduardo Miño)
Más que un ministro voltear
es derrocar a un gobierno,
convertir en un infierno,
desaparecidos crear.
A una sociedad marear,
¡si estará bien orquestado!
Quieren seguir enquistados
en lo mismo que el poder,
por podernos imponer
impunidad del Estado.
 
(Rubén Sada)
También se quieren chorear
(y este no es su debut)
a una parte del Chubut
y podérselo apropiar.
Un tercer país crear
con gente que después luche,
le llaman “TIERRA MAPUCHE
entre Chile y Argentina…
¡Ya nos robaron Malvinas!
¡Que mi advertencia se escuche!
 
(Eduardo Miño)
Eso sí que es lo más triste,
para algunos algo peor,
pues lucharon con honor.
A vos, soldado, que diste
para nuestra patria fuiste
de soberanía defensor,
combatiendo al ofensor,
hoy los mapuche ascienden,
adueñar tierras pretenden,
tratándonos de invasor.
 
(Rubén Sada)
¿Qué interés alguien tendría
de matar a un “tatuador”,
a un “artesano” de amor
cometiendo una herejía?
Hay quienes son la anarquía
y esos que los acompañan,
los que el cuatrerismo apañan
y a su cannabis-cultura,
quieren lagos de “agua pura”,
pero en ellos no se bañan.
 

(Eduardo Miño)

Para mí ya es cosa seria,
to’ tiene que ver con todo,
cada cual en su periodo
infectó como bacteria.
Enriqueció periferia,
gobernó con pegatina,
hoy en el sur se intestina
permitiendo el encapuche,
dieron poder al mapuche
para entregar la Argentina.
 
(Rubén Sada)
Seguiremos inquiriendo,
pero el poncho no aparece…
 
(Eduardo Miño)
yo no creo y me parece…
después de elecciones viendo.
 
(Rubén Sada)
Cuando aparezca, un estruendo
se oirá como patriada,
 
(Eduardo Miño)
recorrimos la payada
por un camino gallardo,
 
(Rubén Sada)
¡Salud, compañero Eduardo!
¡Gracias! dice Rubén Sada.

Autores: Rubén Sada y Eduardo Miño.

LA VERDAD DEL CASO SANTIAGO MALDONADO

 
(Actualización de la noticia) El día 17 de octubre de 2017 apareció su cadáver en la orilla del Río Chubut, que paradójicamente desemboca en la “Bahía Engaño“. Su desaparición fue utilizada políticamente, para exigir la renuncia de la ministra Patricia Bullrich, asignada por el presidente Macri, del primer gobierno argentino que encabeza una verdadera guerra contra el narcotráfico y las mafias que han proliferado durante más de una década.

________________________________________

 

DESENMASCARANDO LA MENTIRA
DEL CASO SANTIAGO MALDONADO

Foto REAL de Santiago Maldonado

 

Foto REAL de Santiago Maldonado

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Foto REAL de Santiago Maldonado
Foto REAL de Santiago Maldonado
 
 
Santiago Andrés Maldonado no era un santo, por más que su nombre fuera “Santiago”. Tampoco pertenecía a la comunidad mapuche de Chubut. Era simplemente un joven revoltoso sin domicilio conocido, que vivía al estilo “hippie” y que cantaba canciones guerrilleras, portando piedras de gran tamaño y bombas molotov para agredir a las fuerzas de seguridad. Cuando desapareció, el 01/08/2017 en las inmediaciones de un corte de Ruta en Chubut, parte de la comunidad mapuche Cushamen interesados en quedarse con tierras que tienen gran cantidad de petróleo y gas, pero que no les pertenecen legalmente, le quisieron dar la imagen de un MÁRTIR, una mezcla del asesino fusilador “Che Guevara” y “Jesús”. Para ello, trucaron una de sus fotos con las de estos personajes mencionados, logrando una fotografía no real trucada con Photoshop, y aunque Santiago Maldonado era un terrorista que tiraba bombas, esta imagen trucada le daba la apariencia de un santo:
Santiago Maldonado, FOTO TRUCADA creada con el software Photoshop.

Con la difusión de la misma en medios públicos,

se le quiso dar la imagen de “Jesús”

cuando de verdad él era un hippie terrorista sin trabajo declarado.

Él cobraba dinero de la RAM por apoyar revueltas violentas

contra el orden y la autoridad establecidos legalmente.

Finalmente, luego de más de dos meses de búsqueda incesante, su cadáver apareció flotando en el Río Chubut, a sólo 300 metros desde donde se declaró que había desaparecido dos meses antes. Estaba vestido con su ropa y calzado, y hasta tenía su documento de identidad en el bolsillo. La justicia decretó “muerte por ahogamiento”. Luego de más de dos meses de haberse usado su desaparación para el intento de derrocar al gobierno democrático del presidente Macri, revelaron que todo había sido una farsa, una operación montada desde el primer día con dicho propósito político, ya que un compañero de Santiago Maldonado que había estado con él en el momento del accidente, finalmente se quebró y contó la verdad de esta historia ante el juez. En el transcurso de la investigación, docenas de testigos falsos declararon mentiras para desviar la verdad que obligó a renunciar al juez anterior. 

HISTORIA COMPLETA AQUÍ.

Los movimientos a favor de Santiago Maldonado, con apoyo de parte del periodismo,
han sido víctimas y cómplices de un gran fraude político que tuvo el objetivo oculto de derrocar al gobierno constitucional.

PERONIA: EL REINO DE LA MENTIRA 

Los argentinos nos hemos acostumbrado a vivir en la mentira. Queríamos la verdad cuando terminó la dictadura y nos decían “Los argentinos somos derechos y humanos”. Los juicios a las juntas fueron un valiente intento de encontrar la verdad.

Pero las presiones fueron tantas, que se nos volvió a imponer la mentira con las leyes de punto final y obediencia debida. Nos siguieron mintiendo con los indultos de Menem que liberaron de culpa y cargo a represores y a los integrantes de los grupos guerrilleros que mataron, secuestraron y torturaron.

Recordemos que Hebe de Bonafini en los años 90 se oponía totalmente a las indemnizaciones. ¿Qué pasó después? La mentira toca todos los ámbitos de la política. Mintió el menemismo cuando dijo que un peso era un dólar.

Mintió Duhalde cuando dijo: “el que depositó dólares recibirá dólares”. Mintió el kirchnerismo cuando decía que la inflación era de un dígito, mintió cuando negaba a los pobres. El Indec fue la consumación de la mentira. La mentira fue una política de Estado durante los 12 años kirchneristas.

Los muertos por represión estatal durante los 3 gobiernos kirchneristas ascienden al número escalofriante de 3070 (datos de la CORREPI).

Los desaparecidos del kirchnerismo con Julio López a la cabeza fueron más de 200, pero nadie desplegó la virulencia vista en el caso Maldonado.

Dicho sea de paso, el caso Maldonado sigue con carátula de “desaparición forzosa”, cuando ya se sabe que no fue así, era mentira. (Autor: Jorge Fernandez Díaz, periodista)

ÚLTIMA ACTUALIZACIÓN SOBRE LA VERDAD DEL CASO SANTIAGO MALDONADO
(03-06-2018)

ESCUCHAS TELEFÓNICAS JUDICIALES:

https://www.infobae.com/sociedad/policiales/2018/06/03/caso-maldonado-la-escucha-judicial-que-revela-como-los-mapuches-enganaron-de-entrada-a-la-familia-de-santiago/

FALSEDAD EN LAS DECLARACIONES DE ABOGADOS Y SUPUESTOS TESTIGOS:

https://www.clarin.com/politica/giro-caso-maldonado-acusan-abogados-dar-informacion-falsa_0_HkCe8-NxX.html

El caso Maldonado fue un armado siniestro de principio a fin.

Si bien se trata de un hecho muy reciente que todavía está en etapa judicial, resulta muy interesante ver cómo se construye el relato histórico.

Tenemos la oportunidad privilegiada de ver cómo se quiso escribir una historia falsa para caracterizar el actual período democrático y equipararlo con la dictadura militar.

Vamos a reconstruir la verdadera la historia paso a paso y mostrar toda la serie de mentiras para, al mejor estilo Goebbels, confirmar una consigna propagandística que dice “Macri, basura, vos sos la dictadura”.

El caso Maldonado se inicia antes de la “desaparición” de Santiago y lo podemos fechar con precisión: el 10 de enero 2017, La Izquierda Diario, prepara el terreno y en una nota anticipa la posibilidad de una desaparición por parte de gendarmería.

¿Quién hace semejante afirmación profética?, la madre Jones Huala. De hecho, denunció la desaparición de su hijo Nicolás y la de otro persona que se llamaba Ariel. Falso, completamente falso. Pero ya estaba sembrado el campo.

Horacio Verbitsky se apuró a titular la primera nota sobre Maldonado el 7 de agosto en Página 12: “Macri tiene su primer desaparecido, Santiago Maldonado, detenido por Gendarmería”.

“Desaparecido”, una palabra que retrotrae a lo más funesto de nuestra historia. Verbitsky sabía muy bien la idea que quería instalar dentro de la Argentina, pero sobre todo en el exterior.

Desde el CELS (Centro de Estudios Legales y Sociales) que preside, trabaja con una selección de casos de supuestas violaciones a los derechos humanos denunciados en foros internacionales.

El CELS, sin embargo, se mostró indiferente ante las gravísimas violaciones a los derechos humanos durante el kirchnerismo, la misma desidia que mantiene frente a lo que ocurre en una Venezuela gobernada por una dictadura que encarcela y fusila opositores.

Pero volvamos a Santiago Maldonado; después de una búsqueda absolutamente entorpecida por la comunidad mapuche (recordemos los cuentos del territorio sagrado y toda la literatura que habían inventado para impedir rastrillajes donde los perros señalaban desde el principio), decía, después de 78 días, los efectivos encontraron el cuerpo de Santiago ahogado en el río Chubut, sin lesiones y conservado en buenas condiciones por las bajas temperaturas del agua.

La autopsia fue ejemplar. Participaron cincuenta peritos y todos estuvieron de acuerdo: el cuerpo nunca se movió, ni recibió golpes.

Quedó todo en evidencia, Santiago Maldonado fue abandonado por los mapuches que protagonizaron aquel corte de ruta 40 el 31 de julio. Cuando la gendarmería intervino, quienes cortaban la ruta y arrojaban piedras huyeron.

Santiago, cargado con un morral lleno de piedras, no logró cruzar el río y no recibió asistencia alguna de sus compañeros. Los testigos falsos, en realidad, siempre supieron dónde estaba Santiago Maldonado.

Las operaciones políticas y de prensa fueron brutales, salvajes. Quisieron, incluso, construir una imagen icónica como la del Che Guevara con el rostro barbado de Santiago Maldonado.

Fue una puesta en escena con muchos actores, pero hubo dos que fueron los titiriteros: los abogados Luis Fernando Cabaleiro y Carlos María González Quintana, abogados de la APDH, Córdoba.

Ellos crearon el relato del “Testigo E” Lucas Pilquiman (que decía haber visto como los gendarmes golpearon y se llevaron a Maldonado) y de Matías Santana, el mapuche de los binoculares, también testigo del supuesto secuestro de Santiago.

Y la escena aterradora se completaba con el testimonio de Ariel Garzi, también guionado, que decía haberse comunicado con el celular de Santiago durante 22 segundos y se escuchaban ruidos de botas. No faltaba nada para despertar los peores fantasmas.

Mientras la Asociación Permanente por los Derechos Humanos desconocía la organización fundada y presidida por Quintana, él y su amigo Cabaleiro iban a todo organismo internacional existente a denunciar la desaparición forzada de Santiago Maldonado y el accionar del gobierno argentino, sin que la verdadera APDH hiciera nada por cuidar su prestigio: apenas un escueto comunicado.

¿Trabajaban en connivencias ambas asociaciones? Fueron a la ONU y a la Comisión internacional de los Derechos Humanos, llevaron un relato falso apoyado en testimonios falsos.

El objetivo fue claro: atacar al gobierno democrático antes de las elecciones legislativas, generando marchas y una corriente de antipatía y desprestigio hacia el gobierno y su política de seguridad.

La farsa se hizo evidente desde el hallazgo del cuerpo de Maldonado. Las escuchas que había ordenado el juez Otranto son reveladoras. Se comprueba cómo los abogados Quintana (que ya era defensor de Jones Huala) y Cabaleiro dictan el libreto a los actores.

Se dio vuelta la taba. Ahora es el gobierno quien denuncia ante Justicia Federal a estos abogados: por “Propiciar fraudulentamente sanciones políticas contra el Estado argentino, por inducir a sufragar en contra del Gobierno nacional, por falsa denuncia, estafa procesal, asociación ilícita y usurpación de títulos y honores”.

En otra escuchase pone en evidencia cómo los mapuches entorpecían la investigación y manipulaban a la familia Maldonado. Es una charla entre la madre del testigo E y Sergio Maldonado.

Sergio le exige a Claudina Pilquiman (madre del testigo E) que sus hijos declaren, dice: “Hay que darle un corte a esto porque ya es muy peligroso si seguimos así. Tenés que decirle a tus hijos que vayan a declarar mañana”.

Ella esquiva, sabiendo que el testimonio que el testigo E les había dado a los abogados de la APDH era falso. Ante la insistencia de Sergio, Claudina dice “Vos tenés tu forma de ser, vos tenés otra forma de vivir, vos a la vida y a esta democracia de mierda la ves de otra forma. Nosotros la vemos de otra forma”.

El problema, para ellos, es exactamente ese: la democracia. (Jorge Fernández Díaz)
https://jorgefernandezdiaz.cienradios.com/trama-oculta-caso-maldonado/ 

SEGUIR LEYENDO MÁS:

Rubén Sada

Escritor de poesía en castellano, editor y redactor. Currículum, AQUÍ.

Rubén Sada escribió 1411 entradas

Navegación de la entrada


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puede usar las siguientes etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>