EL SEGUNDO PODER

EL SEGUNDO PODER

“La tolerancia es un crimen cuando lo que se tolera es la maldad.”  – (Thomas Mann, escritor alemán).
“Cumplir la ley es mejor que hacerla”. (Thomas Jefferson, tercer presidente de EEUU).

Refugio de delincuentes
que se esconden tras los fueros,
alunado aguantadero
de negocios malolientes.
Como sanguinarios entes
cuya conducta se afirma
en la mentira y confirma
millones que vilipendian,
y con un firma incendian,
como un fósforo es su firma.

Aquí al chorro (1) se lo blinda,
se lo defiende y protege
con un vil teje y maneje
que arenga a que no se rinda.
El segundo poder (2) brinda
la total impunidad
que roe la integridad
en un bloque que es un hato
que encubre el asesinato
y ampara a la iniquidad.

Ningún corrupto está preso,
sólo cuatro perejiles
que los peces gordos viles
“silenciaron”, ex profeso. (3)
Los Korruptos de gran pe$o (4)
andan seguros, sin susto,
donde un reglamento adusto (5)
les da amparo judicial,
porque “que algo sea legal
no significa que es justo”. (6)

En tanto su Ley es “Dios”,
ellos decláranse ateos,
deben cumplirla los reos,
y ellos son su portavoz.
¡Qué cosecha fragua la hoz
cuando la justicia ausente
dinamita cualquier puente
entre la gente y la vida,
y una libertad vendida
le otorgan al delincuente!

Multiplican a los pobres
en tuerto desaguisado, (7)
firman leyes que han violado,
y roban hasta los cobres.
Causa lágrimas salobres
pensar sus trucos canallas,
descubrirles sus pantallas
para enviar dinero a Suiza,
si hasta el dólar, su divisa,
les da melladas medallas.

Rumian fiero en el establo
y entre violentas disputas
pactan leyes prostitutas
hasta con el mismo Diablo.
Farsantes en un retablo (8)
que engañan con su verdad,
su equívoca indignidad
va nombrando amigos ñoquis, (9)
“representantes” del croquis
de esta sucia sociedad.

Ha de ser moral la grieta
y mientras firman sus leyes,
ellos viven como reyes
y se aumentan gasto y dieta.
¡Con cuánta “legal” (10) pirueta
escapan de la condena!
Así se agranda la pena
que hay en las humildes casas,
y hacen piruetas las masas
por llegar a la quincena.

Cuellos blancos y alma sucia
hacen prescribir la causa,
y así incrementan la pausa
con chicanas, con astucia.
La inmunidad es la argucia
cuando el juez baja el martillo,
el más listo es el más pillo
y mi opinión es muy franca:
se sientan en una banca
para escapar de un banquillo.

¿Será un poder de “honorables”?
¡Si sus leyes son, a veces,
leyes que hacen que los jueces
y ellos mismos sean culpables!
Sus mandatos cuestionables,
mercenarios veredictos,
son reglamentos adictos,
ver esto anuda mi esófago…
¡gobierna desde un sarcófago
un muerto que dicta edictos!

¡Que tu elección sea buena
cuando entres al cuarto oscuro!
Al Congreso del futuro
limpialo de la gangrena.
Usá el recuerdo, so pena
de no repetir la historia,
con tu voto aseá la escoria,
y al corrupto interrumpí,
¡si llevás tu DNI…
no olvides llevar memoria!

Rubén Sada.  ‎26‎ de ‎julio‎ de ‎2017

NOTAS:

[1]) Chorro. Argentinismo despectivo para decir “ladrón”.

[2]) Segundo poder. En una república hay tres poderes: Ejecutivo, Legislativo y Judicial.

[3]) Ex profeso. Locución adverbial de origen latino que se emplea en español con el significado de «a propósito, con intención, deliberadamente».

[4]) Me refería al dinero que ganan, no a sus kg.

[5]) Adusto. Serio, seco, rígido, severo.

[6]) Concepto esgrimido por Mahatma Gandhi en su famosa expresión: «Cuando una ley es injusta, lo correcto es desobedecer».

[7]) Desaguisado. adj. Hecho contra la ley o la razón.

[8]) Estructura situada detrás de un altar. Pequeño escenario en que se representaba una acción, valiéndose de títeres.

[9]) Ñoquis. Apodo popular puesto al empleado público que cobra una remuneración sin asistir al lugar de trabajo ni cumplir ninguna tarea.

[10]) Dijo (Martin Luther King, Jr): “¿Que la mayoría absoluta los ampara? Nunca se olviden que todo lo que hizo Hitler en Alemania era legal”. Lo que Luther King pretendía con esta frase, era hacer referencia a un pensamiento filosófico muy antiguo que dice: “No porque la mayoría diga que algo es bueno, eso tiene que ser bueno”.

El Apartheid fue legal. El Holocausto fue legal. La Esclavitud fue legal. El Colonialismo fue legal. La legalidad es una cuestión de PODER, y no siempre contiene justicia. Lo demuestra la historia.

 

 Aunque alguno piense que esto no puede ser verdad, esta ciudadana es diputada de la nación.

SEGUIR LEYENDO MÁS:

Compartir la poesía le hará bien a este mundo.

Rubén Sada

Escritor de poesía en castellano, editor y redactor. Currículum, AQUÍ.

Rubén Sada escribió 1407 entradas

Navegación de la entrada


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puede usar las siguientes etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>