LA LEY ES…

LA LEY ES…

“La ley es
tela de araña,
y en mi ignorancia lo explico,
no la tema el hombre rico,
no la tema el que mande,
pues la rompe el bicho grande
y sólo enrieda a los chicos.
Es la ley como
la lluvia,
nunca puede ser pareja,
el que la aguanta se queja,
más el asunto es sencillo,
la ley es como el cuchillo,
no ofende a quien lo maneja.
Le suelen
llamar espada
y el nombre le sienta bien,
los que la manejan ven
en dónde han de dar el tajo,
le cae a quién se halle abajo,
y corta sin ver a quién.
Hay muchos que
son doctores,
y de su ciencia no dudo,
mas yo, que soy hombre rudo,
y aunque de esto poco entiendo
diariamente estoy viendo
que aplican la del embudo”.
Martín Fierro. José Hernández.

A ti me dirijo, Ley,
que me haces creer que eres Dios,
te aseguro: no lo sos,
ni Dios, ni amo, ni rey.
Sé que te es fiel tu grey,
que con el juez tienen cita,
cumpliendo tu letra escrita,
letra injusta si la habrá,
¡si por plata liberás,
y a las condenas das quita!

¿En qué renglón de tu prosa
está el llanto del esfuerzo,
del castigar con lo adverso
a la subsistencia honrosa?
¿Por qué no ves esta cosa?
No está pensado el contexto
ni el más mísero pretexto
que hace llorar al muy pobre,
y si él no tiene un cobre
lo condenás con tu texto.

¿Por qué es inicua tu fusta?
Si somos todos iguales,
¡todos plagados de males
y hasta vos sos tan adusta!
Tus enunciados disgustan
y provocan mil reproches,
tus tomos son un derroche,
votada fuiste, a Banelco,
artilugios de un revuelco
entre gallo y medianoche.

Si una ley peca de injusta
¿cómo habrá de dar justicia?
De nulidad ha de ser vicia
arcaica, rancia, vetusta.
Tu amenaza a nadie asusta,
y la borla de tu toga
es la burla demagoga
con que el poderoso se arma.
La sociedad pone alarma
y el delito se antologa.

¿En qué importante capítulo
defendés la caridad?
¿Dónde hablás de la bondad?
¿Dónde hay amor en tu título?
¿Cuál es el noble subtítulo
que le asignás al honesto?
¿Cómo es que premiás su puesto?
¡Sólo penas proclamás
contra hechos que no amás,
dictando males e impuestos.

Todo querés penar
cuando es insignificante
y delitos importantes
los querés dejar pasar.
¿Por qué todo controlar?
¡Si igual nadie te hace caso!
Enterate: ¡Estás de paso
y te pondrás anticuada!
Sea con votos o pedradas
te bajarán de un hondazo.

Vos sos “la tela de araña”
de una araña que asesina,
que con astucia e inquina
al que cae, atrapa y daña.
Monstruo de fiera calaña
con disfraz de protector,
tu mundo es el del dolor,
si uno es toro o es cordero
igual para el matadero
va encomendado al Señor.

Tus líderes, en penumbras,
se creen dueños de la vida,
dan condena inmerecida,
dictamen que apesadumbra.
Tu luz es luz que no alumbra,
es tan débil que no es luz,
crucificaste en tu cruz
a pecadores y a justos,
dada a Moisés entre arbustos,
asesinaste a Jesús.

No tendrías que arrodillarte
ante el mísero político,
y en esto quiero ser crítico,
no tendrías que desviarte.
No deberías quebrarte
ante ningún ciudadano,
la firma de un vil tirano
no tendría que darte muerte,
deberían obedecerte
más que a cualquier ser humano.

No seré quien se te oponga,
ni estaré en un frente opuesto,
pero sí, lo que detesto
es que tu fuero me impongas.
Que de mi alma dispongas
si el poderoso te esgrime,
con poder legal me oprime,
luego impone un control táctico
y en tu nombre, el poder fáctico,
con violencia me reprime.

Pero un día, en el futuro,
se detendrá tu entelequia,
y la maldad que hoy se obsequia
tornará en bien, ¡lo aseguro!
El hombre escalará el muro
de tu fuero enterrador,
ya no serás su captor,
prisión no serán tus letras,
¡seguro así se perpetra
la SUPREMA LEY DE AMOR!

©Rubén Sada. 9/05/2015

NOTA: No siempre lo “legal” es “justo”. El nazismo fue “legal” ya que fue un gobierno elegido por el pueblo alemán el 5 de marzo de 1933. Pero, ¿fue justo? NO. A poco de asumir, Hitler ordenó asesinatos de opositores. OBEDECER LA LEY NO SIEMPRE  IMPLICA JUSTICIA. Cuando los jueces son corruptos, y aceptan dinero para liberar a los que violan la ley, menos aún puede ella considerarse justa.

 

SEGUIR LEYENDO MÁS:

Compartir la poesía le hará bien a este mundo.

Rubén Sada

Escritor de poesía en castellano, editor y redactor. Currículum, AQUÍ.

Rubén Sada escribió 1407 entradas

Navegación de la entrada


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puede usar las siguientes etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>