BARRIO VIEJO

BARRIO VIEJO

I
Barrio viejo; te han cambiado
te encajaron el asfalto,
hoy ya sos un punto alto,
del barro te han despojado.
Cuando una noche cansado
llegué de nuevo y te vi
créemelo, que sentí
dentro del pecho una bronca
que hasta mi voz se hizo ronca
y sólo atiné a decir:
II
Barrio viejo: ya no sos
aquel que de pibe eras,
hoy hay brillo en tus veredas,
y vas del progreso en pos.
He vuelto, buscando en vos
mis ilusiones pasadas,
y al tropezar mi mirada
con tu piso de cemento
me pareció que hasta el viento
lanzaba una carcajada.
III
Volví buscando las huellas
de tus carros ambulantes
y el grito aquél, atorrante
¡Señora, compro botellas!”
Volví a buscar las estrellas
en tus charcos dibujadas,
pero ya no había nada
y al silbido de atención
ningún muchacho salió,
dormía la noche callada.
IV
Enderecé pa’ la esquina
donde de pibe jugaba,
y qué sé yo, lagrimeaba
mi cuore como una mina.
El cerco de cina-cina
ya no estaba en su lugar,
un chalet vino a ocupar
aquel terreno baldío,
y sentí aquí dentro mío
que un algo quería gritar.
V
Allá en el cielo la luna
me miraba dulcemente
y mientras bajé mi frente
un reloj daba la una.
Sentí como una laguna
en mis ojos, y partí
dejando detrás de mí
aquel perro que ladraba
porque hasta él me negaba
lo que fui a buscar allí.

Juan Arrestía
Compartir la poesía le hará bien a este mundo.

Rubén Sada

Escritor de poesía en castellano, editor y redactor. Currículum, AQUÍ.

Rubén Sada escribió 1407 entradas

Navegación de la entrada


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puede usar las siguientes etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>