EL SINCERICIDIO

La Discrétion - Cuadro de Pauline Appert, french peintre (1810)
La Discrétion – Cuadro de Pauline Appert, french peintre (1810)

EL SINCERICIDIO

Sé que cantando verdades el alma se te aliviana,
mas, pierdes las amistades, y es casi como un suicidio,
pues francas sinceridades las ahuyenta y las espanta,
y la amistad se quebranta: termina en “sincericidio”.

En mundos en los que reina una franca hipocresía
habrá que aprender las reglas, sabiendo el juego preciso.
La lengua que es como un fuego, incendia, hiere, asesina,
encendiendo enemistades que acaban con los amigos.

No debes estar tú siempre expresando lo que piensas,
so pena que se agigante tu elenco de antagonistas.
Si de enemigos hay lista, agrandarla es imprudencia,
consumar sincericidio es consumir amistades.

Si es salud el silencio, y no es muy practicado,
será una frontera frágil, la paz de la verdad dura.
La lengua siempre se apura, y luego puede ser tarde,
piensa bien no hacer alarde con sinceridad tan cruda.

Cuando empiezan las discordias, las peleas por palabras,
¡qué sabio es ser estratega, cuidando nuestros vocablos!
Analiza el qué decir, y además el cómo y cuándo,
y quizás digas al fin: “¿Por qué no me habré callado?”

Rubén Sada (3º Premio Concurso de poesía SADE LANÚS 2011)

Rubén Sada

Escritor de poesía en castellano, editor y redactor. Currículum, AQUÍ.

Rubén Sada escribió 1599 entradas

Navegación de la entrada


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puede usar las siguientes etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>