LLAMAMIENTO INTERNACIONAL A PLANTAR UN ÁRBOL

LLAMAMIENTO INTERNACIONAL

A PLANTAR UN ÁRBOL

Si ya tienes un hijo, o escribiste algo
ahora te tocará plantar un árbol.
Planta un árbol estimado hermano,
hazle al Planeta el mejor regalo.
Hazlo si vives en la ciudad o en el campo,
plántalo en la pradera, o al borde de un lago.
Házlo hermano, y luego de plantarlo
cuídalo como a un niño en tu regazo.
Al que te dice que ese trabajo es vano
no le prestes atención, no le hagas caso.
Quizás cavar el pozo sea pesado
pero créeme que serás recompensado.
Riégalo con fé, que crecerá muy alto,
protégelo y cuida que nadie le haga daño,
hazlo con pasión y con mucho cuidado,
utiliza buenas semillas o un brote sano.
Toma la pala, haz el pozo, y ¡plántalo!
Ayuda a hermosear el terreno devastado.
Hazle un cantero, rodeándolo de pasto,
y para que crezca derecho pónle un palo.
Tal vez tarde en crecer algunos años,
siendo mientras hogar de muchos pájaros
que un nuevo día de vida te habrán anunciado.
Toma hoy la decisión, y ¡hazlo!
Tendrás el placer de ver que lo plantado
es el trabajo de tus propias manos,
e irás viendo logros y muchos resultados.
Ayudarás a filtrar el aire contaminado,
y del calentamiento global que causa daño
ayudarás a atenuar el duro impacto.
Te dará fresca sombra en el verano
y reposarás para descansar del trabajo
cuando dormites bajo su copa recostado.
Y cada otoño tu jardín será dorado
y en invierno su leña te habrá calentado.
En primavera su belleza cubrirá el prado.
Tal vez sus frutas te habrán alimentado
o algunas de sus flores habrás cortado
para adornar la tumba de algún ser amado.
Su madera será tu compañera a tu lado
cuando te halles tú en la tumba sepultado.
Míralo fijo, como un enamorado
con el placer con el que miras un cuadro
observa como crece, palmo a palmo
y maravíllate de lo que has logrado.
Pronto tus vecinos se habrán contagiado,
y todos querrán tener su propio árbol.
Si 5000 millones de humanos
plantaríamos cada uno un árbol
el aire del Planeta no se calentaría tanto.
Ayudaríamos a miles de inundados
para que su ciudad no se siga anegando.
Los árboles han vivido antes que tú, 
y su sabiduría proviene del pasado,
y seguirán aquí cuando tú te hayas marchado.
Disculpa que este poema es medio largo,
pero escúchame bien: te diré algo:
Mi prédica ecológica será un verso alado
que dará la vuelta al mundo gritándolo,
para que dejen de proliferar bosques talados
y que los complejos ecosistemas no sufran tanto,
y en el futuro de tus hijos no reine el llanto.
Quisiera ver este poema convertido en un canto
un llamamiento internacional a plantar un árbol.
________________________________ 

Rubén Sada (Argentina) 29-08-2007 

Petición del autor:  Pido a las personas o poetas “bilingues” que lean este trabajo y deseen ayudar, que lo vuelvan a re-publicar en otros sitios, previamente traduciéndolo a otro idioma además del castellano. Este poema lo publicaré en unos 25 sitios en los que escribo, pero me gustaría que los lectores lo copien y lo re-publiquen en todos los sitios en los que sea posible. Desearía que hagan su versión traducida en todos los idiomas del planeta, para que así este llamamiento pueda dar vuelta al mundo, y las personas se den cuenta de la importancia de plantar un árbol, y evitar que los bosques se sigan talando en forma indiscriminada. 

 

 

Rubén Sada

Escritor de poesía en castellano, editor y redactor. Currículum, AQUÍ.

Rubén Sada escribió 1592 entradas

Navegación de la entrada


Comentarios

  • G

    Grufildo

    Estimado amigo Rubén: Supongo que tu intención no puede ser más noble y loable, pues con ello lo que pretendes es sencillamente la consecución de un sueño. Pues es querer la materialización de un sueño, el querer que 5000 millones de personas planten un árbol. Al igual que también es un creer en un sueño el creer que Greenpeace represente todo aquello que tiene que ver con la ecología. Supongo también que tu inocencia es involuntaria. Y digo involuntaria pues es debida a la falta de conocimiento unida a una buena voluntad y un espíritu joven que aún cree en la realización de ideales en este mundo poblado por personas que tratan TODAS, de ser felices.
    Es por ello por lo que te informo, de que por ejemplo, si los 5000 millones de buenos seres plantaran con la mejor de sus intenciones un árbol y todos estos crecieran, se ocasionarían multiples cataclismos ecológicos, climáticos y de diversa índole. Por ejemplo, el nivel de Oxígeno subiría. Actualmente es de un poco más del 20%, pero por ejemplo y para que te hagas una idea, en el carbonífero el nivel en la atmósfera de oxígeno era del 34%. Es decir, un 14% más que el actual y con ello se hacía posible que insectos de más de 2 metros de largo camparan a sus anchas por el mundo.
    Te imaginas un día de campo, y de repente ser atacado por un escorpión de 60 cm de largo??
    Y no digamos ya los incendios, alimentados por toda esa cantidad de oxígeno. Las pérdidas en vidas humanas demás podrían tener magnitudes apocalípticas.
    En cuanto a lo de remitir a Greenpeace, me hace gracia que identifiques el ecologismo con Greenpeace. Para mí eso es como identificar a Dios con el Vaticano. Es decir, puede que haya buenos ecologistas en Greenpeace, pero la organización internacional que la conforma no deja de ser otra Corporación Multinacional al servicio de un Estado que la dirige hacia una parte u otra según les convengan.
    Pero por tu parte, no me cabe duda que tú eres uno de esas personas de buena voluntad que luchan por algo imposible, pero que no por ello se rinden.
    Si te sirve de consuelo, te diré que aunque los 5000 millones no planten un árbol y quieran todos o no, con el tiempo, los 5000 millones pasarán a formar parte de algún árbol a través de la materia orgánica de la que están compuestos. Pues polvo de estrellas somos y en polvo estamos destinados a convertirnos de nuevo.
    Desde aquí mis respetos y mi admiración por tu ánimo.
    Un saludo cordial.

    31/08/07-

    Por otra parte, me alegra que tu invitación a plantar un árbol haya tenido éxito. Mejor que tengan éxito iniciativas como ésta a no otras iniciativas desastrosas que circulan todos los días por la red.
    En cuanto a mí, y para que lo tengas presente, amigo mío, yo soy un amante de las plantas y precísamente hoy compré sustrato preparado para plantar un naranjo que voy a ver crecer desde pequeñito hasta que lo plante una vez que sea mayor en la casa de mi hermana. Así que por mi parte yo ya cumplí. Y que sepas también que “lo llamaré Rubén” en tu honor.
    Por último decirte, que es muy bueno el preocuparse por el ecosistema, y por conservar toda la belleza maravillosa que nos rodea y que fue creada por Dios. Pero ten presente que vivimos en una época en la que “el hombre”, se ha encaramado en un puesto que no le corresponde y se ha autoproclamado señor del mundo. Puesto totalmente inmerecido y falso, pues lo único que somos es un montón de homínidos que llevamos geológicamente hablando “unos segundos tomando conciencia de nosotros mismos”.
    Lo que quiero decir, y no me enrollo más, es que da igual lo malos que seamos con el ecosistema. Da igual lo que contaminemos el aire, da igual si hay más coches, da igual lo que pase. Todo da igual, porque la vida, siempre se abre camino. Si no lo hace de una forma lo hace de otra. Peor que una súper erupción o el impacto de un cometa sobre la superficie de la Tierra, no podemos ser y si no tienes bastante con eso. ¿Sabías que un planetoide del tamaño de Marte colisionó con la Tierra hace miles de millones de años? Fruto de esa colisión tenemos la Luna. ¿Sabías que en esa época ya había vida en la Tierra, a nivel microscópico, claro está? Dicha colisión hizo que toda la tierra entrara en ignición. Toda la superficie del planeta entero y varios kilómetros de profundidad. Pues a pesar de eso, la vida siguió existiendo. Lo que concluyo es que una vez que la vida llega a un planeta muerto y arraiga en el mismo, ES IMPOSIBLE DESTRUIRLA TOTALMENTE. Puede que cambie. Puede que dentro de 5 millones de años, los animales y plantas que vivan, respiren CO2 en vez de oxígeno. Pero ten seguro que dentro de 5 millones de años, seguirán existiendo animales y plantas.
    Así que preocuparse por mantener un sistema ecológico que está en constante y continuo cambio, es además de una misión utópica y muy noble a la par que inocente, por otra parte también es inútil, pues la naturaleza tiene sus reglas y creeme amigo mío, a la naturaleza le da igual que la especie homo sapiens sapiens, se crea el rey de la creación. Ella va a seguir como siempre con su forma de operar.

    • Rubén Sada

      Estimado Grufildo. Primeramente muchas gracias por leer y comentar este trabajo literario. También, me emociona que nombres a un naranjo ¡con mi nombre Rubén! Es algo de lo cual emocionarse, porque amo a los árboles.
      Tu argumento de que más cantidad de árboles arruinarían el clima, no me parece que tenga sustento científico, en tanto es más la cantidad que hoy se tala que la cantidad que se planta. Por lo tanto, el planeta necesita más purificadores. La prueba está en el calentamiento global y el cambio climático. Habría que revertirlo antes de 2050 porque sino será demasiado tarde. De todos modos es algo que habría que investigar a fondo, y te comento que si las Naciones Unidas elogiaron mi iniciativa, no creo estar tan equivocado o exagerar. Después de todo, 5000 millones de árboles es nada en relación al espacio libre que hay en la superficie de nuestro hermoso planeta. Muchas gracias por tu presencia. Un cordial saludo.

    • Rubén Sada

      Estimado Grufildo: Con fecha junio de 2008 actualizo mi respuesta a su inquietud, mencionando la convocatoria de las Naciones Unidas a plantar siete mil millones de árboles para el año que viene, 2009. Por lo que veo, mi propuesta no fue tan descabellada ni va contra la ciencia. Igual le agradezco su comentario.
      Un cordial saludo. https://www.oei.es/historico/noticias/spip.php?article2774

      • R

        Rocío

        Estimado Rubén. Siempre quise ante todo agradecerte por este maravilloso poema “Llamamiento Internacional a Plantar un Árbol” y comentarte a la vez que mi hija de 7 años lo recitó en un concurso interno de su escuela y obtuvo el primer puesto, fue un momento tan hermoso y especial. Te comento también que tengo un árbol de pacae (árbol que crece en la costa de mi país). Ha pasado tiempo desde aquel entonces y siempre lo recuerdo con mucha alegría. Gracias, inmensamente gracias por tu mensaje.

        • Rubén Sada

          Estimada Rocío Lezama ( rocio_lezama.b@hotmail.com ) Quería mediante estas pocas palabras agradecer su comentario sobre esta experiencia escolar que por cierto me emociona mucho. Si esta poesía ayudó aunque sea a una persona, cumplió su cometido, y si es un niño, más aún que me alienta para seguir escribiendo motivos ecologistas. Gracias por todo y mi cordial saludo.
          Rubén Sada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puede usar las siguientes etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>