LOS COLORES DEL OTOÑO

otoño

LOS COLORES DEL OTOÑO

Hoy te has puesto a pensar
en todo aquello que es bueno
y ves que el otoño ya
guarda roces de misterio.
Ya sopla una leve brisa
una brisa que no es viento
y llena de color tus ojos
y de luz tus pensamientos.

Desde el cálido cristal
observas, miras lo bello.
No es belleza casual
lo que miras desde adentro.
Y de atrás de tu ventana
ves bajar un bello lienzo
son las hojas del otoño
que caen como en un juego.

Es un otoño repleto
de augurios, buenos deseos,
y como quieres palparlo
decides dar un paseo.
Todo es bello en este reino,
todo es real, todo es cierto,
y van cayendo más hojas,
como en el aire un pañuelo.

Al ver variados colores
del verde al marrón intenso
la naturaleza inspira
en ti, profundo respeto.
Olvidaste la congoja
la ira y el sufrimiento,
y van cayendo las hojas,
y al verte feliz yo me alegro.

No ha sido casualidad,
no ha sido al azar nuestro encuentro,
ha sido porque me amas,
sucedió porque te quiero.
Y así paseando en el tiempo
caen hojas de los árboles,
miles de hojas van cayendo,
y las treinta del almanaque.

Los días siguen pasando,
y yo te sigo queriendo,
bajo el refugio de un árbol
todo mi amor te entrego.
Ya sopla una leve brisa
una brisa que no es viento.
Y así va pasando el otoño,
y así pasará el invierno.

© Rubén SadaEscrita el 03-04-1982 desde la prisión militar de Magdalena, Provincia de Buenos Aires, al cumplirse un año de noviazgo con la que hoy es mi esposa, a principios del otoño de 1982.

Rubén Sada

Escritor de poesía en castellano, editor y redactor. Currículum, AQUÍ.

Rubén Sada escribió 1526 entradas

Navegación de la entrada


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puede usar las siguientes etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>